Tarot PayPal económico

Martillo de Thor o Mjölnir, amuleto de protección

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

El Martillo de Thor, también conocido como Mjölnir, es uno de los amuletos de protección personal más antiguos. Este talismán es ampliamente conocido en la Mitología Nórdica, y gracias a sus poderes se ha dado a conocer en el resto del mundo.

El Mjölnir era utilizado por el dios nórdico del trueno en sus batallas. La leyenda cuenta que el rugir del trueno y la luz del rayo, eran las señales de que Thor estaba utilizando su martillo en defensa de los dioses antiguos.

De acuerdo a la leyenda, Loki el más ladino de las deidades, robó el cabello dorado de la esposa de Thor, Sif. El dios del trueno enfureció y antes de acabar con la vida de Loki, este lo convenció de que lo dejara vivir y él se aseguraría de que el cabello de Sif creciera de nuevo, pero de oro puro.

Para cumplir su promesa, Loki acudió a los elfos oscuros, los hijos de Ivaldi. Loki les solicitó que crearan un regalo para Thor, Odín y Freyr. El espíritu inquieto y vanidoso de Loki lo impulsó a apostar que ningún otro ser podría superar las artes de los elfos, y apostó su cabeza en ello. La apuesta fue aceptada por los hermanos Sindri y Brokkr, enanos dotados con grandes habilidades para las manufacturas.

Martillo de Thor

Los regalos de Loki, fabricados por los elfos oscuros, consistieron en la lanza Gungnir para Odín; la cabellera de oro para la esposa de Thor; y el barco Skídbladnir para Freyr. Todos regalos espléndidos.

Por su parte, los enanos obsequiaron a los dioses de la siguiente manera: Brokkr le dio el anillo Draupnir a Odín; el Mjölnir para Thor; y un cerdo con grandes habilidades para Freyr.

Las deidades decidieron que el mejor regalo era el otorgado por el enano a Thor. El martillo golpeaba con tanto poder como se requería, cambiaba de tamaño a voluntad, una vez lanzado jamás erraba su objetivo, y además retornaba por sí solo a su portador.

Loki resultó perdedor de su apuesta pero logró conservar su vida, aludiendo que para cortar su cabeza debían cortar también su cuello y eso no estaba incluido en el acuerdo.

Martillo de Thor
Significado de la palabra Mjölnir
El vocablo Mjölnir se traduce como "demoledor" y se refiere a la capacidad que tiene el martillo de pulverizar. Este término se encuentra vinculado al verbo de origen islandés "mölva" que significa "aplastar" y "mala" que significa "moler". Otros creen que la palabra Mjölnir se relaciona con el vocablo de origen ruso "молния" (molniya) y el de origen galés "mellt", ambos traducidos como "rayo". Esto con base a que Thor era el dios nórdico del trueno, por lo que usaba los rayos como su arma.

Poder protector del Mjölnir

Las actividades del dios Thor eran amplias y no se limitaban a los truenos. Esta deidad era adorado como el dios de las cosechas, de la agricultura, del clima, de las batallas, el combate justo, de la justicia en general y como protector de los viajantes. Es por ello que el Mjölnir, además de ser un amuleto de protección, se emplea para obtener otros beneficios.

Mjölnir Colgante

Protección personal

La principal función del Martillo de Thor como amuleto, es la de brindar vigor y fuerza ante los enemigos. Contar con un colgante de este amuleto nórdico, te favorecerá frente a tus oponentes y te ayudará a superar los obstáculos.

Fertilidad

Por otro lado, y esto se relaciona con el poder del dios sobre la agricultura, el Mjölnir es un valorado amuleto de la fertilidad. En este caso nos referimos a la fertilidad en todos los sentidos, en el físico, espiritual y mental. El talismán es capaz de incentivar la creatividad de quien lo lleve. Es ideal para cuando deseas que algo prospere, un negocio, un proyecto, una relación, etc.

Vigor y fecundidad

Otro de los poderes que posee el Mjölnir, es que proporciona fecundidad y vigor. Ayuda considerablemente a mejorar las relaciones en el ámbito sexual, tanto para hombres como para mujeres.

Elimina energías negativas

Según lo indicado por los expertos en esoterismo, el Martillo de Thor cuenta con la capacidad de eliminar las energías negativas dirigidas hacia quien lo porta. Además brinda protección contra las personas enemigas.

¿Cómo utilizar el Martillo de Thor?

El martillo del dios del trueno es un poderoso amuleto con diversas capacidades. Para disfrutar de su protección y beneficios, lo más recomendable es que lo lleves como dije, colgando de un cordel o cinta.

También puedes utilizarlo como amuleto protector de tu hogar, colocándolo como elemento de decoración. En ambos casos, tanto para uso personal como para utilizarlo en el hogar, el martillo de Thor debe ser de metal.

Amuleto de protección

Otra alternativa, es que utilices un martillo estándar o común, y lo consagres al dios del trueno para que sirva como talismán protector de tu vivienda. En este caso debes tener cuidado de ubicarlo de forma separada del resto de las herramientas.

Para que tengas un Mjölnir apropiadamente preparado, es muy recomendable que lo limpies con agua de lluvia. Ya sea que lo vayas a utilizar para la protección personal o de tu casa, esta es una buena manera de proceder con su purificación. Puedes purificarlo cuando lo creas necesario, de la misma forma, con agua de lluvia.

Consideraciones sobre el uso del Mjölnir

Estos son aspectos de gran importancia que debes conocer antes de utilizar el Mjölnir.

Símbolo nórdico
  • En gran parte el poder del martillo se encuentra en el metal con el que está elaborado. En este caso el metal más apropiado es la plata.
  • Debes utilizar el martillo de Thor en todo momento. Cuando te lo quites debes guardarlo en una caja o bolsa separado del resto de tus amuletos o joyas.
  • No debes permitir que el amuleto entre en contacto con imágenes o símbolos de serpientes, lagartos, anfibios, etc. El Mjölnir entraría en conflicto con estos objetos o imágenes.
  • El Martillo de Thor no debe ser empleado con el objetivo de dañar o atacar a alguien más. Tampoco debes utilizarlo en algún ritual de ofensiva, ya que todo lo que deseas impartir podría regresar a ti. Recuerda que el Mjölnir siempre regresa a la mano de su propietario.